¿Comprar o alquilar?

Siempre llega ese momento de la vida en el que se debe tomar decisiones que marcan el curso de los siguientes años, una de ellas es comprar una vivienda propia o arrendar. Para tomar esta decisión hay varios aspectos a tener en cuenta, de entrada es muy difícil poner en una balanza ambos extremos debido a que la compra no es sólo una decisión emocional, sino también económica y de la que dependerá su futura economía abarcando  sus ahorros e ingresos, además también dependerá el futuro de tu familia, sin embargo, comprar es generar tranquilidad y lograr un estilo de vida deseado a largo plazo. 

 

Un aspecto a tener en cuenta a la hora de arrendar es que si el costo del arriendo es mayor al costo de un crédito hipotecario, en ese caso es más factible la idea de comprar, este es un cálculo fácil de hacer que puedes tener presente a la hora de preguntarte si alquilar o comprar. 

 

Sin embargo, más que revisar el estado de tu bolsillo debes estudiar las tasas de interés, los sectores en los que estás interesado para adquirir vivienda, la administración, los impuestos, las remodelaciones y hasta los muebles, de esta manera se tendrá de una manera más organizada los gastos a los nos enfrentamos en la adquisición, no muy alejados se encuentran los gastos de un inmueble alquilado, pues también debe amoblar, pagar administración y servicios públicos . 

 

Hay preguntas que pueden facilitar el proceso general de la toma de decisiones como: ¿Casa o apartamento? ¿Nuevo o usado? ¿Cuál es el sector más adecuado para mi familia? ¿Puedo mantener el estilo de vida de ese sector? Entre otras preguntas que pueden ayudarte con el desarrollo de tus ideales y tu desarrollo económico a mediano y largo plazo. 

 

Manténte siempre en la línea de tus gastos, es decir, revisa tus capacidades económicas y busca un inmueble que se acople a tus necesidades al igual que a tu bolsillo, es importante que no adquieras un gasto mayor al que tus capacidades pueden hacerse cargo, es así como podrás mantener tu credibilidad en el sector bancario/crediticio. 

 

Por otro lado, cuando tu vivienda es de alquiler tienes unos gastos mensuales fijos en los que el de más valor es el canon de alquiler (cuyo valor se incrementa anualmente), sin embargo en esta vivienda no pagas por los arreglos o intervenciones del inmueble, tampoco te corresponde el pago del predial, pero sí los servicios públicos y su respectiva administración. 

 

Teniendo todo esto en mente, es mucho más fácil tomar una decisión acertada para el futuro no lejano, en Conconcreto Living podemos brindarte la asesoría pertinente en cualquiera de los proyectos que tengas entre tus opcionados como vivienda y te acompañaremos en tu decisión, en todo el proceso de compra e inversión.

 

Te invitamos a conoce nuestros proyectos, podrían ser tu próximo hogar.

¿Quieres conocer más sobre nosotros?

Déjanos tus datos para recibir información sobre
Conconcreto Living y nuestros proyectos.